Home




HOGAR

La alarma sanitaria producida por la pandemia de Covid-19 ha provocado que los gobiernos de la mayoría de países del mundo tomen medidas drásticas para evitar el contagio, como el confinamiento domiciliario de la población. España es uno de los países más afectados por esta pandemia y uno de los que ha tomado unas medidas de confinamiento mas duras y restrictivas. Durante estos días de crisis mundial producida por la pandemia, hemos visto muchas imágenes de ciudades con calles desiertas y balcones repletos, pero poco o nada vemos de lo que ocurre en el mundo rural, de cómo se está viviendo esta crisis y confinamiento en las pequeñas poblaciones de España.

Este proyecto constituye un retrato íntimo y personal sobre mis padres, en el que relato su vida dentro de casa durante el periodo de confinamiento en España. Mi madre, Mª Jesús, Chus como le llama todo el mundo, tiene 72 años y mi padre, Francisco (Paco), tiene 77. Ambos mayores de 70 años, son considerados personas de riesgo para el Covid-19.
Viven en Badarán, una pequeña localidad que no llega a los 500 habitantes, en La Rioja, una de las regiones del país más afectadas por el Coronavirus. Llevan 45 años casados y viviendo juntos en la misma casa donde han vivido siempre. Es en esta casa donde yo me crié, y a la que ahora he vuelto para pasar este confinamiento con ellos.

Este trabajo es un ensayo sobre la cotidianidad en el hogar, la convivencia y las relaciones personales, un retrato sobre los momentos del día a día en este periodo de pandemia y confinamiento tan nuevo y extraño, donde se reflejan la incertidumbre y la preocupación, pero también el cariño, la confianza y el amor.



HOME

The Coronavirus Covid-19 has caused a worldwide health alarm making most countries of the world to take drastic measures to confine the population in their homes to avoid infection. Spain is one of the most affected countries by this pandemic. The Spanish Government has taken the toughest and most restrictive confinement measures.
This project constitutes an intimate and personal portrait of my parents, telling the life of an elderly couple inside their home in lockdown since the state of sanitary alarm was declared in Spain.
My mother, Mª Jesús, Chus as everyone calls her, is 72 years old and my father, Francisco (Paco), is 77. Both over 70 years old, are considered at-risk people for Covid-19. They live in Badarán, a small town in northern Spain that does not reach 500 inhabitants. Badarán is in La Rioja, one of the most affected regions in the country. They have been married for 45 years and living together in the same house where they have always lived. It is in this house where I grew up, and where I have now returned to spend this lockdown with them.
This work is an essay on daily life at home, coexistence and personal relationships. It is a portrait of the day-to-day moments in this period of pandemic and lockdown so new and strange, where uncertainty and concern are reflected, but also affection, trust and love.